Inicio

Home

Quienes Somos

El Swing Paso a Paso

La Cámara de Hoyo Cero Golf

Boletines

Notas

Consejos

AdviceLinks

AdviceMails

Análisis del Palo de Golf

Reglas Abreviadas

Fitness y Algo Más

Hoteles y Golf

Tips para el Fin de Semana

Diccionario de Golf

Varillas

Pelotas y Tees

Market Hoyo Cero Golf

Donde Jugar

Humor

Ranking Webs de Golf

Distancia Palos

Contáctenos

 

Vote por Hoyo Cero

Inicio

Home

Quienes Somos

El Swing Paso a Paso

La Cámara de Hoyo Cero Golf

Boletines

Notas

Consejos

AdviceLinks

AdviceMails

Análisis del Palo de Golf

Reglas Abreviadas

Fitness y Algo Más

Hoteles y Golf

Tips para el Fin de Semana

Diccionario de Golf

Varillas

Pelotas y Tees

Market Hoyo Cero Golf

Donde Jugar

Humor

Ranking Webs de Golf

Distancia Palos

Contáctenos

Vote por Hoyo Cero

 

Hoyo Cero Golf  -  "Inicio en la Práctica del Golf", una serie de artículos publicados en nuestros boletines

Página 4


7ma. Parte: Tomar clases

Al principio, el movimiento del swing resulta completamente antinatural.

El amigo que nos está enseñando el arte del swing o nuestro profesor se empeñaran en que llevemos nuestra espalda a donde no ha estado nunca antes.

Por eso es muy importante que en nuestros primeros pasos nos dejemos aconsejar por un profesional. Si hacemos que nuestro swing natural no tenga defectos ni vicios tendremos una progresión mucho mejor que si por no dar unas clases nos acostumbramos a hacer un swing incorrecto.

Lo ideal es tener tiempo para practicar lo aprendido entre clase y clase. Esto es más fácil de conseguir si se toman clases sueltas pues en un cursillo estaremos más sujetos a un horario, pero los cursillos son interesantes porque nos resultan más económicos. En cualquiera de los casos es importante sacar un rato para practicar para así poder comprobar que una vez que no tenemos al profesor delante seguimos siendo capaces de lograr lo que estábamos practicando y en caso contrario poder decirle al profesor en la siguiente clase que hay algo que no hemos asimilado.

El profesor también es importante. Debemos sentirnos a gusto con él o ella. Pero eso no quiere decir que tenga que hacer lo que nosotros le digamos. No, es exactamente lo contrario, nosotros somos los que debemos atender lo que nos digan y hacerlo. Es cierto que nos podremos encontrar que diferentes profesores emplean diferentes métodos de enseñanza. Unos se basarán más en técnica y en la física del movimiento, otros más en las sensaciones. Lo que tenemos que hacer es buscar al que más se acerca a nuestras necesidades. Para saber qué clase de profesor es uno concreto podemos hablar con sus alumnos o mejor aún con el profesor directamente.

¿Y cuántas clases hay que tomar?. Pues es un poco como con el carnet de conducir, cada persona requiere un número diferente de clases. En el caso del golf nos encontramos con que el mismísimo Tiger Woods va siempre con su profesor, pero eso es porque necesita que todo sea siempre perfecto. En nuestro caso, al principio debemos tomar clases continuadas hasta que empecemos a sentir que somos capaces de hacer nuestro swing. Luego vendrá el proceso de ir haciéndolo repetitivo e ir evitando los problemas que nos vayan surgiendo. Cuando lleguemos a ése periodo, nosotros seremos capaces de ver cuándo necesitamos tomar una clase para arreglar algo o para aprender algo.

8va. Parte: Salir a la Cancha

 Las posibilidades de salir a campo que tenemos son:

·      - Canchas standards

·      - Canchas de pitch and put

·      - Canchas Par 3

La meta es salir a jugar al campo. Pero es muy importante practicar, aunque si solo practicas no vas a disfrutar ni vas a estar preparado para las sensaciones que se tienen en un recorrido de golf.

a esta altura ya estás autorizado para salir al campo, así que no lo dudes, salta al fairway, al bunker, al green, ... Cuando acabes tu práctica no debes pensar de ninguna manera que vas a ir lento y vas a molestar al resto de los jugadores, porque eso se arregla con algo tan sencillo como dejar pasar al que vaya más rápido.

Y además no creas que eso pasa tan a menudo, porque al final, el golf es un deporte tan perfeccionista, relajado y relajante que no es ninguna pista de Formula 1. Esto hace que cada golpe sea un reto en sí mismo, y que podamos disfrutar de cada golpe que demos. Los buenos golpes serán disfrutados por todos los compañeros de la partida y los malos admitidos y justificados. Con ésta idea en mente conseguiremos dos cosas: pasárnoslo bien jugando al golf (que es nuestro objetivo principal) y segundo jugar mejor, porque la mejor manera de mejorar nuestro nivel es jugando relajado.

Una opción que toman muchos jugadores es empezar saliendo a canchas de par 3 o a pitch & putts. No nos estamos refiriendo para nada a mini golf ni nada por el estilo. Estos campos de golf se diferencian de los campos grandes en que el par de su recorrido es 54 - 58 golpes frente a los 70 - 73 de los standards. En estos campos todos los hoyos son pares 3 (menos 2 o 4 que pueden ser par 4) mientras que en los campos grandes suele haber seis pares 3, seis pares 4 y seis pares 5. Por todo lo demás (tees, fairways, casa club, etc.) no hay diferencia entre unos y otros. Son una estupenda alternativa cuando estamos aprendiendo y nos cuesta salir a un campo grande o cuando ya sabemos pero tenemos poco tiempo o queremos afinar nuestro juego corto.

Página 1    Página 2    Página 3    Página 5


Hoyo Cero Golf
Distribución Electrónica de Reglas, Tips y Boletines de Golf

Quiero Inscribirme

Copyright © 2020 Hoyo Cero Golf by Hoyo Cero Golf